martes, 29 de enero de 2008

marlboro reds remind me of giving up in berlin.


los hefner cantan "and the taste of your tongue makes me wish i'd given up smoking"

así, pero al revés, se siente besarte. porque el sabor de tu lengua es una mezcla de cigarrillos (hogareño y confortador, digan lo que digan los cruzados de la salud) y alcohol, con un toque cítrico. un sabor de penumbras y calles de tierra. una configuración que nunca pensé que añoraría tanto.

"nightclubbing es la noche hecha canción" decía una persona que conocí.

y jamás la bailamos.

2 comentarios:

Dana Dolce dijo...

me gustó, no sé por qué, pero me gustó

Max y Lowrey dijo...

siendo domingo me parece que una visita este blog es pertinente. salud!